Sofá Budapest

El sofá Budapest es una pieza de mobiliario versátil y elegante diseñada especialmente para su uso en el sector de la hostelería, ya sea en espacios interiores o exteriores. Este sofá destaca por su acabado en capitoné artesanal en el respaldo, lo que le confiere un toque clásico y cómodo. El capitoné es una técnica de tapizado que implica crear botones decorativos y acolchados en la superficie, lo que añade una textura y un aspecto lujoso al respaldo del sofá. Sin embargo, la versatilidad es una característica destacada del sofá Budapest, ya que también se puede personalizar de varias maneras. El respaldo puede ser liso en lugar de capitoné, lo que le brinda una apariencia más contemporánea. Además, se ofrece la opción de añadir un «vivo» visto en un color de contraste, lo que permite a los clientes personalizar el sofá de acuerdo con su estilo y preferencias. Por ejemplo, es posible tapizar el sofá en blanco y añadir un vivo visto en negro para un efecto llamativo y elegante. El sofá Budapest también se adapta a las necesidades específicas de la hostelería. Puede personalizarse con bordados de logos o diseños corporativos, lo que lo convierte en una opción ideal para hoteles, restaurantes y otros establecimientos que deseen promocionar su marca. Además, se ofrece la opción de elegir entre dos tipos de patas: las patas isabelinas, que aportan un toque clásico, o las patas de escuadra cromadas, que proporcionan un aspecto más moderno y resistente. Este sofá está diseñado para ser duradero y resistente, lo que lo hace adecuado para su uso en entornos comerciales de alta afluencia. La combinación de elegancia, versatilidad y personalización lo convierte en una elección ideal para crear ambientes acogedores y atractivos tanto en interiores como en espacios al aire libre en el sector de la hostelería.
El sofá Budapest es una pieza de mobiliario versátil y elegante diseñada especialmente para su uso en el sector de la hostelería, ya sea en espacios interiores o exteriores. Este sofá destaca por su acabado en capitoné artesanal en el respaldo, lo que le confiere un toque clásico y cómodo. El capitoné es una técnica de tapizado que implica crear botones decorativos y acolchados en la superficie, lo que añade una textura y un aspecto lujoso al respaldo del sofá. Sin embargo, la versatilidad es una característica destacada del sofá Budapest, ya que también se puede personalizar de varias maneras. El respaldo puede ser liso en lugar de capitoné, lo que le brinda una apariencia más contemporánea. Además, se ofrece la opción de añadir un «vivo» visto en un color de contraste, lo que permite a los clientes personalizar el sofá de acuerdo con su estilo y preferencias. Por ejemplo, es posible tapizar el sofá en blanco y añadir un vivo visto en negro para un efecto llamativo y elegante. El sofá Budapest también se adapta a las necesidades específicas de la hostelería. Puede personalizarse con bordados de logos o diseños corporativos, lo que lo convierte en una opción ideal para hoteles, restaurantes y otros establecimientos que deseen promocionar su marca. Además, se ofrece la opción de elegir entre dos tipos de patas: las patas isabelinas, que aportan un toque clásico, o las patas de escuadra cromadas, que proporcionan un aspecto más moderno y resistente. Este sofá está diseñado para ser duradero y resistente, lo que lo hace adecuado para su uso en entornos comerciales de alta afluencia. La combinación de elegancia, versatilidad y personalización lo convierte en una elección ideal para crear ambientes acogedores y atractivos tanto en interiores como en espacios al aire libre en el sector de la hostelería.

Opción acabados