Sofá Dallas

El Sofá Dallas suena como una pieza de mobiliario elegante y distinguida. Aquí tienes una descripción más detallada de sus características: El Sofá Dallas tiene un diseño que emana elegancia y un toque señorial. Sus características de respaldo y brazos altos sugieren una sensación de sofisticación. Los brazos del sofá emergen de las orejas del respaldo, lo que agrega un elemento distintivo y único al diseño. Este tipo de diseño a menudo se asocia con sofás clásicos y atemporales. Los brazos del sofá están marcados con un acabado de tachuelas. Este detalle puede agregar un toque de glamour y estilo adicional al sofá, además de resaltar sus bordes. Aunque el sofá no tiene cojines en el asiento, su goma de alta densidad proporciona comodidad y soporte. Esto puede ser beneficioso para mantener la forma y durabilidad del sofá a lo largo del tiempo. El sofá Dallas es muy ancho, lo que proporciona un amplio espacio para que las personas se sientan cómodamente. Esto lo hace ideal para salas de lectura, clubes y hoteles, donde la comodidad y la capacidad de asientos son importantes. Con patas de 24 cm de altura, el sofá Dallas tiene una presencia elevada. Estas patas altas pueden contribuir al aspecto estilizado del sofá y facilitar la limpieza debajo del mismo. En resumen, el Sofá Dallas parece ser una opción de mobiliario que combina elegancia, comodidad y un toque clásico. Su diseño único y sus características hacen que sea una elección adecuada para entornos donde se busca un ambiente cómodo y acogedor.
El Sofá Dallas suena como una pieza de mobiliario elegante y distinguida. Aquí tienes una descripción más detallada de sus características: El Sofá Dallas tiene un diseño que emana elegancia y un toque señorial. Sus características de respaldo y brazos altos sugieren una sensación de sofisticación. Los brazos del sofá emergen de las orejas del respaldo, lo que agrega un elemento distintivo y único al diseño. Este tipo de diseño a menudo se asocia con sofás clásicos y atemporales. Los brazos del sofá están marcados con un acabado de tachuelas. Este detalle puede agregar un toque de glamour y estilo adicional al sofá, además de resaltar sus bordes. Aunque el sofá no tiene cojines en el asiento, su goma de alta densidad proporciona comodidad y soporte. Esto puede ser beneficioso para mantener la forma y durabilidad del sofá a lo largo del tiempo. El sofá Dallas es muy ancho, lo que proporciona un amplio espacio para que las personas se sientan cómodamente. Esto lo hace ideal para salas de lectura, clubes y hoteles, donde la comodidad y la capacidad de asientos son importantes. Con patas de 24 cm de altura, el sofá Dallas tiene una presencia elevada. Estas patas altas pueden contribuir al aspecto estilizado del sofá y facilitar la limpieza debajo del mismo. En resumen, el Sofá Dallas parece ser una opción de mobiliario que combina elegancia, comodidad y un toque clásico. Su diseño único y sus características hacen que sea una elección adecuada para entornos donde se busca un ambiente cómodo y acogedor.

Opción acabados